Views: 216
22 2
Read Time:1 Minute, 9 Second

Luego de los goles de Cristiano y Lingard, que empataron y pusieron en ventaja respectivamente al cuadro de Manchester, sobre el final del partido, el árbitro dictó un penal a favor del West Ham, lo que sería la última jugada del encuentro. David De Gea, muy criticado por la prensa inglesa y española, se encargó de acallar los murmuros y salvó los tres puntos del Manchester United en el London Stadium.

A los 93 minutos, justo en el cierre del encuentro, Martin Atkinson, juez principal del partido, cobró un penal a favor de los londinenses, quienes tenían la posibilidad de igualar un choque muy parejo en cuanto a lo futbolístico.

Luego de un posible penalti no cobrado a Cristiano Ronaldo, quien cayó en el área tras un toque de Zouma, el árbitro inglés indicó una clara falta de Luke Shaw, quien no pudo sacar el brazo tras un centro de un futbolista del West Ham.

Marc Noble, leyenda y capitán de los Hammers, ingresó en aquella jugada decisiva para hacerse exclusivamente cargo de ese momento de tensión. El mediocampista pateó a colocar, pero se encontró con la muralla española David De Gea, quien había sido muy criticado al ser considerado un arquero que no es protagonista para atajar penales.

De Gea una muralla en el arco del ManU ante el West Ham

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *