Views: 122
0 0
Read Time:2 Minute, 40 Second

Las horas de Ronald Koeman al mando del FC Barcelona están básicamente contadas y se estima que su último juego sea ante el Atlético de Madrid el 2 de octubre en el Wanda Metropolitano. El neerlandés nunca terminó de consolidar una idea de juego y acompañó no sólo de malos resultados, sino de debacles históricas para el club, entendiendo que no todo se debe al entrenador, pero que al ser el «Conejillo de Indias», siempre será señalado por la prensa y los hinchas.

Con un panorama tan negro y luego de miles de protestas de los fans através de redes sociales, Joan Laporta y la junta directiva de los ‘Blaugranas’ ya buscan un sustituto de Koeman, siendo Xavi Hernández, Roberto Martínez, Andrea Pirlo e incluso, Juan Manuel Lillo, las opciones para ese cargo en el Barca. En el caso del mitíco ‘6’, este no es muy bien visto por el presidente del club, quien además de haberlo tomado como competencia en la carrera por la presidencia, siendo Xavi una carta de Font, no lo tiene muy bien visto para el puesto, pririzando otros nombres por encima del hoy entrenador del Al-Sadd de Catar.

Son en total 4 los motivos que tienen a Xavi fuera de consideración de Laporta, siendo el primero su corta experiencia como entrenador. Con 41 años de edad, son solamente 3 los que Xavi ha tenido como entrenador principal, todos con el equipo catarí al que ha llevado a ganar un título de liga y cinco copas de aquel país. Este historial positivo en el español no es sufuciente para la presidencia que tiene como prioridad a Roberto Martínez que ya le saca unos años de ventaja a Xavi.

Además desde el presidente se interpreta que el manejo del vestuario sería más complejo para Xavi debido a su falta de experiencia, aunque sería algo que se podría suplir por el conocimiento del club y el equipo. Por otro lado Laporta quiere proteger la integridad y la categoría de leyenda de Xavi, asumiendo que en caso de darle el puesto a este gran exjugador, podría pasar algo similar a lo de Koeman, dejando atrás lo hecho por el club como jugador y lapidandole por lo que pudiese hacer como entrenador.

Por el tercer punto tenemos la renovación en Catar, situación que enfureció meses atrás a muchos en la órbita del Barcelona, ya que con ella, Xavi cerró su cercanía al club, por lo menos en los primeros años. Además, se le suma que con esta renovación llegaba una cláusula de resición en la que el Barca tendría que pagar para poder adquirir a Xavi, algo que curiosamente también tiene Martínez con Bélgica.

Como resultado de todo lo anterior y como ya se mencionó en un apartado anterior, Xavi quedaría en un segundo plano y para el puesto se tantean a otros entrenadores como Pirlo, quien salió hace poco de la Juventus; Roberto Martínez hoy entrenador de Bélgica; Marcelo Gallardo de River o Juan Manuel Lillo, asistente técnico de Guardiola en el City.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *