El día que Luis Díaz dejó en ridiculo al Manchester City de Pep Guardiola