“Es un caballo y tiene el arco pintado”: El día que Gamero se enamoró futbolísticamente del “Caballo” Márquez